6 ejercicios de respiración para poder combatir el insomnio

Si sufres de insomnio o tienes problemas para quedarte dormido puedes practicar unos ejercicios de respiración, que te brindarán una relajación inmediata  y lograras fácilmente conciliar el sueño.

Así que, solo presta atención para que tengas una noche relajada.

Ejercicios de respiración

Ten en cuenta que, son algunas técnicas tomadas del yoga que te ayudaran a mantener la mente y el cuerpo en buen funcionamiento.

#1 Respiración equitativa.

El fin de este ejercicio es encontrar un balance cuerpo y mente, efectivo antes de dormir.

Comienza inhalando por la nariz, contando hasta 4, luego exhala igualmente contando hasta 4. Repite varias veces. Es un ejercicio muy sencillo que reduce el stress y ayuda a aumentar la concentración.

#2 Técnicas de respiración abdominal.

También muy fácil de hacer, excelente antes de cualquier evento que te genere stress.

Se realiza colocando una mano sobre el pecho y la otra en la barriga. Luego inhala fuertemente por la nariz de manera que asegures que tú diafragma se llene de suficiente aire para lograr ensanchar los pulmones.

Efectúa de seis a diez respiraciones cada minuto, por aproximadamente 10 minutos. Sentirás una reducción del ritmo cardíaco.

#3 Respiración alternando las fosas nasales.

Tiene una dificultad intermedia, pero los practicantes del yoga aseguran que trae balance y unidad entre las regiones del cerebro.

En una cómoda postura de meditación, con tu pulgar derecho tapa tu fosa nasal derecha e inhala por la otra fosa. Posteriormente alterna la fosa inhalando igual profundamente. Repite varias veces.

Es ideal cuando requieras energización, lo que no es muy adecuado al momento de dormir.

#4 Respiración del cráneo brillante.

Adecuado al momento de despertar.

Debes comenzar con una lenta y larga inhalación y a continuación una muy rápida exhalación desde la parte de abajo del abdomen. Continúa con cada inhalación, exhalación, cada dos segundos, hasta lograr 10 respiraciones.

#5 Relajación progresiva intermedia.

Se utiliza para aliviar tensiones en todo el cuerpo, sobre todo en momentos de ansiedad.

Con un poco de concentración tensional, relaja cada grupo de músculos por dos o tres segundos, aspirando por la nariz y soltado luego el aire por la boca.

Debes comenzar por los pies y dedos, subiendo por las rodillas, y progresivamente los muslos, glúteos, hasta llegar a los ojos, manteniendo el ritmo de la respiración lenta y profunda.

#6 Visualización guiada.

Concéntrate en una imagen positiva y placentera que bloquee cualquier pensamiento negativo. Puedes ayudarte con alguna grabación que te sea útil.

Te permitirá ponerte en el lugar ideal que deseas sin permitir pensamientos que te generen stress. Funciona de manera perfecta en cualquier lugar donde pueda tomar unos minutos, cerrar los ojos y desconectarte.

Estos ejercicios de respiración muy sencillos que te serán de gran ayuda cuando requieras relajarte para conciliar un sueño más reparador ¿Qué esperas para hacerlos?