¿Cómo puedes quitarte el mal de ojo?

Este fenómeno se puede reconocer a las pocas semanas y con diversos síntomas o incidencias, todos negativos, para el individuo que lo ha recibido.

Los síntomas de una enfermedad hecha por el mal de ojo incluyen falta de apetito, hipo, bostezos excesivos, fiebre y vómitos.

En pocas palabras, el afectado se convierte en un individuo desgraciado. Pero no hay que temer, presta atención a algunas unas series de amonestaciones para quitarte el mal de ojo.

¿Cómo puedes quitarte el mal de ojo?

Baño sanador.

Para quitar un mal de ojo se sugiere un baño sanador a diario y un amuleto fabricado de cuerno de oveja, como en la antigüedad. El baño sanador de este mal es muy fácil y se debe hacer a diario antes de dormir.

Si supones que alguien te ha echado un mal de ojo no puedes dejar de hacerlo a diario hasta que se vayan de tu vida las incidencias físicas y psicológicas.

El lavado debe ser con agua tibia, a la que se incorpora sal gruesa en satisfacción y los pétalos de una rosa blanca fresca. Debes permanecer en esa agua unos 15 minutos.

Remedios naturales.

Para evitar el mal de ojo es vital fortalecer el espíritu con energía positiva practicando yoga, meditación o reiki y colocando amuletos como las cintas rojas, el ajo o la lavanda.

No obstante, si ya tienes un mal de ojo, puedes usar los siguientes remedios naturales:

  • Pasa un huevo por tu cabeza y ora un padre nuestro. Después, coloca el huevo en un bol y ponlo debajo la almohada durante toda la noche. El huevo tomará la energía negativa.
  • Enciende una vela blanca y ponla en el centro de una habitación. Luego, ora 3 veces el siguiente rezo: Dios todopoderoso, Señor del cielo y de la tierra, padre de Jesucristo, libérame de este maleficio.
  • Coloca un trozo de corteza de eucalipto en alguna parte visible de tu casa. El eucalipto absorbe la energía negativa y cuida a los individuos.

Recetas tradicionales.

Si nada de anterior te ha funcionado, prueba estas recetas tradicionales y trata de espantar el mal.

  • Agua bendita, un culto.
  • Ponle clavos a un limón.
  • Bañate con sal marina.
  • Pasa huevo sobre la cara.
  • Ten a mano un imprescindible: un muñeco (no maldito).

Con esto podrás quitar todo lo perverso, sobre todo el mal de ojo. No olvides de prevenir estas cosas, para ello ten tus amuletos y no olvides ¡Siempre rezar!