Como se cuidan los amortiguadores

En cualquier vehículo se debe mantener la estabilidad del mismo y por ello los amortiguadores deben estar en perfecto estado. Los mejores repuestos los encontrarás en el despiece de audi a4, porque así podrás aprovechar para conseguir repuestos de segunda mano a los precios más ajustados del mercado.

Pero, es probable que no sepas cómo cuidar los amortiguadores de tu vehículo para darles la máxima durabilidad posible. Por esto, te invito a seguir leyendo para conocer algunos consejos prácticos que te permitirán cuidar los amortiguadores del coche de una forma eficiente.

Consejos para el cuidado de los amortiguadores

Cuidar los amortiguadores de tu vehículo puede resultar bastante sencillo, y para hacerlo correctamente debes fijarte en los siguientes puntos clave:

No sobrecargues tu coche

Todos los coches tienen una capacidad de carga establecida y esta será la capacidad máxima que puede soportar el sistema de suspensión. Por este motivo, siempre debes revisar el manual de funcionamiento de tu vehículo y asegurarte de no exceder la capacidad de carga para no romper los amortiguadores.

Es aconsejable que no conduzcas con la capacidad máxima en peso que pueden soportar los amortiguadores por largos períodos. Esto debido a que se podrá reducir significativamente la vida útil de los amortiguadores por trabajar a su máxima capacidad todo el tiempo.

Evita los terrenos disparejos

Debes asegurarte de circular por terrenos que sean lo más parejos posible, porque así evitarás que los amortiguadores trabajen en exceso. Recuerda que, estos se encargan de absorber los impactos causados por las irregularidades del terreno y así podrás mantener un buen funcionamiento.

Si debes conducir por terrenos en mal estado, lo ideal es hacerlo a baja velocidad, porque así evitarás un esfuerzo innecesario de la suspensión del coche. De lo contrario, podrías hacer que trabajen en exceso, lo que llevará a que tengas que hacer un cambio prematuro de los mismos.

Lleva el coche al taller

Las revisiones cada 20.000 kilómetros se deben hacer siempre que hablamos de los amortiguadores de tu vehículo. Esto porque en estas revisiones se pueden detectar y corregir múltiples fallos que puedan presentar los amortiguadores del coche.

También debes tener claro que estos no tendrán una vida útil específica, sino que dependerá mucho del tipo de conducción. En ocasiones puede llegar a ser de hasta 150.000 kilómetros, mientras que en otras ocasiones su vida útil puede reducirse bastante, todo dependiendo del tipo de conducción y los terrenos por los que conduces, por lo que la revisión será vital.