Empresas: Mejores técnicas de motivación

 

Como en cualquier otro ámbito social o de trabajo, las personas necesitan siempre sentirse valoradas en un puesto laboral. Especialmente en lo relacionado con el reconocimiento de los esfuerzos y el trabajo diario, es vital que los trabajadores de una organización se sientan importantes dentro de la estructura organizativa de la misma, independientemente de su rango laboral o del peso que tengan para las empresas.

 

Pese a que son muchas las organizaciones que descuidan lo referente con las técnicas de motivación, es importante tener en cuenta que una correcta selección de técnicas dedicadas y focalizadas a la motivación de los empleados tendrá como resultado final una empresa mucho más eficiente y organizada que la competencia. Con los resultados positivos a nivel económico que ello puede conllevar a nivel corporativo.

 

Técnicas de motivación, lo que tienes que saber

Lo primero que tienes que conocer es que, en contra de la creencia general, los trabajadores ya no se motivan exclusivamente a través del factor económico. Pese a que hace algunas décadas, las subidas salariales y los ajustes en los contratos eran una de las formas más eficientes en el momento de mejorar la productividad y la competencia dentro de los trabajadores de una misma empresa, la realidad es que actualmente son otros los factores que intervienen de manera significativa en los niveles de motivación de los trabajadores.

 

Algunos de ellos son aspectos relacionados con la posibilidad de trabajar a distancia, disponer de horarios flexibles, contar con más días de vacaciones o la posibilidad de acudir con sus hijos al trabajo mientras estos son pequeños y no pueden quedarse solos en casa.

 

A continuación hemos seleccionado una serie de técnicas de motivación que te ayudarán a dar los primeros pasos para conseguir que tu equipo esté más que motivado.

 

Reconocimiento de sus esfuerzos

Una de las técnicas por las que puedes optar a la hora de motivar a tus empleados es lo que hace referencia a reconocimiento de esfuerzos de cada uno de ellos en sus tareas cotidianas. Es conveniente tener en cuenta que los trabajadores necesitan que en determinados momentos de su trayectoria laboral que un superior reconozca el esfuerzo y la dedicación que imprimen en su trabajo diario de manera habitual.

 

Del mismo modo, también es importante tener en cuenta que un reconocimiento de manera diaria a las labores habituales de cada empleado, puede restar fuerza a los mensajes motivacionales que se impriman en el empleado. Por ello, conviene lograr adquirir un equilibrio a la hora de transmitir este tipo de mensajes a los empleados de la organización.

Delega

Como jefe o como responsable del grupo, es importante que tengas interiorizado el hábito de delegar responsabilidades a tus empleados. Los beneficios de ese tipo de acciones son dos: Por un lado impactan de manera muy positiva en la motivación de cada uno de los miembros de un equipo o de una empresa, debido a que desprende la idea que se confía en tus habilidades para realizar determinadas acciones que, hasta este momento, eran tarea del responsable del grupo.

 

Por otro lado, para el responsable del grupo también supone una liberación de sus tareas cotidianas que no considera relevantes y que le roban trabajo de proyectos más importantes.

 

Participación en las decisiones

Como has podido comprobar a lo largo de tu trayectoria profesional, seguro que haciendo una retrospectiva de tu carrera profesional has podido delegar determinadas decisiones a tus empleados. Como responsable de grupo, es importante que tengas en cuenta que no todas las decisiones tienes porque tomar las tú, sino que tus empleados también pueden encontrar en la toma de decisiones uno de los elementos más importantes a la hora de incentivar su motivación.