Pueblos más pintorescos del Camino del Norte

Si planeas recorrer el Camino de Santiago, date la oportunidad de realizarlo por la ruta costera que recorre la costa Cantábrica, donde encontrarás los pueblos más pintorescos.

El Camino del Norte es una de las rutas preferidas para realizar está travesía en familia, disfrutando los encantos de la zona costera y de montaña.

Si deseas ayuda para la organización de este paseo, acude a Santiago Ways,   líder en viajes de senderismo, que te ayudarán en la planificación, tu solo te dedicarás al disfrute de esta maravillosa  experiencia.

Visita los pueblos más pintorescos

En esta ruta por la costa Cantábrica hallarás unas hermosas localidades, plagadas de encantos que harán de tu viaje una experiencia inolvidable.

Santillana del Mar.

Pequeña y hermosa villa de la época medieval, cuenta con un gran encanto turístico en su casco histórico, donde podrás visitar la Plaza Mayor o la torre de Merino.

Castro Urdiales.

Esta localidad cuenta con unos impresionantes paisajes con sus playas e imponentes acantilados que serán la delicia de tu viaje.

Ubicado al este de Cantabria cuenta con un pasado romano como colonia y hoy día es un importante puerto pesquero.

En Puebla Vieja, su casco histórico, encontrarás la Iglesia de Santa María de la Asunción, donde admirarás está joya arquitectónica de estilo gótico.

San Vicente de la Barquera.

Pintoresca villa de pescadores y marineros, cuenta con un pasado cultural que seguro querrás conocer.

Visita la Iglesia de Santa María de los Ángeles o el convento de San Luis.

Esta localidad marca el inicio de la ruta de peregrinación: el Camino Lebaniego.

Llanes.

Es una villa de pescadores con un hermoso casco histórico donde podrás conocer la Iglesia de Santa María, la Casa del Cercau o la capilla de la Magdalena, entre otros.

Destaca esta población por su rica gastronomía.

Luarca.

Población conocida también como la villa blanca. Ubicada en la costa de Asturias.

Su historia se remonta al siglo XVIII, cuando sus habitantes emigraron a América en busca de riquezas y a la vuelta con la fortuna conseguida construyeron unas preciosas joyas arquitectónicas.

Bermeo.

Esta maravillosa villa no está exactamente en el trazado del Camino del Norte, pero sin duda es una hermosa localidad que vale la pena conocer.

Visita su Puerto Viejo o el Museo del Pescador. En cuanto a gastronomía no te puedes perder tomarte unos pinchos. Seguro lo disfrutarás.

Planifica bien tu viaje y verás como en esta en combinación de zonas montañosas y espectacular costa Cantábrica, disfrutarás los pueblos más pintorescos.

El encanto de su impresionante arquitectura combinada con la belleza de sus pueblos pesqueros hará de este paseo, una maravillosa experiencia que podrás disfrutar en familia.