Cuando cambiar la correa de distribucion

La correa de distribución es un elemento que sincroniza la rotación del cigüeñal y del árbol de levas, para permitir el cierre y apertura de las válvulas del motor. En caso de que necesites cambiar el motor de tu coche te invito a visitar motoresdyg.com, porque encontrarás los mejores precios del mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen algunos momentos para que cambies la correa de distribución y evites averías en tu motor. Por este motivo, hoy te traigo algunos aspectos claves que debes tener en cuenta, así que, te invito a seguir leyendo.

Momentos para cambiar la correa de distribución

La función principal de la correa de distribución es la sincronización de los cuatro tiempos del motor, aunque también puede accionar otros elementos. En todo caso, tendrás que cambiarla en los siguientes supuestos:

Signos de desgaste

Debes ver la superficie de la correa, para detectar cualquier tipo de grietas, sequedad de la goma o falta de tensión. Ten en cuenta que si algunas zonas están muy brillantes se puede deber a una mala alineación o a una tensión incorrecta.

Si se presentan ruidos extraños en el motor, la mayoría de veces se deberán a una tensión incorrecta. En todo caso, debes verificar bien la correa para evitar cualquier inconveniente.

Dificultad para arrancar

Una correa que esté entrada en edad, puede hacer que se requiera más persistencia para arrancar el vehículo. Si la correa está rota, el vehículo simplemente no arrancará, y por este motivo tendrás que cambiarla de inmediato.

Fugas de aceite

Las altas temperaturas a las que están expuestas las mangueras del aceite puede hacer que se desgasten rápidamente. Si se ven machas de aceite sobre la correa, es posible que la correa gane más holgura con el tiempo. Por este motivo, lo mejor será cambiar la correa de inmediato para evitar inconvenientes.

¿Qué pasa si se rompe la correa de distribución?

En caso de que no se reemplace la correa de distribución, se puede producir un daño catastrófico en el motor si esta se revienta. Es importante que cuando se cambie la correa se verifique que los movimientos de las válvulas y los pistones estén sincronizados.

Ten en cuenta que el coste que puede presentarse por reparar el motor completo será bastante elevado. Este coste te lo podrás ahorrar, en especial porque un cambio de la correa puede oscilar entre los 300 y los 600 euros, que será mucho menos que cambiar la mecánica completa del coche.